Inicio

¿Sabías que ir al gimnasio ofrece multitud de beneficios para tu organismo?

Desarrolla la fuerza y la resistencia

Mejora la coordinación: la repetición de un movimiento específico manteniendo la postura idónea puede ayudar a que coordines mejor otros movimientos en tu vida diaria. También existen ejercicios específicos de coordinación.

Desarrolla la fuerza y la resistencia: ya hagas muchas o pocas repeticiones y, levantes más o menos peso, tu fuerza y tu resistencia evolucionarán a pasos agigantados.

Incrementa tu flexibilidad: algunos ejercicios necesitan cierto esfuerzo de flexibilidad y, además ,deberás estirar los músculos antes y después de cada entrenamiento.

Aumenta la memoria: al empezar a ir al gimnasio,deberás llevar la cuenta de las repeticiones y las series que haces cada día, además de recordar el peso que levantas en cada ejercicio para intentar superarte.

Despertará tu interés por la buena alimentación: tu monitor te recomendará ciertas dietas para empezar en el gimnasio o relacionadas con tus objetivos y, aunque no las cumplas al 100%, tu alimentación puede mejorar considerablemente.

Reduce el estrés

Disminuye el riesgo de enfermedades cardiovasculares: las enfermedades cardiovasculares o del corazón, como el infarto, la muerte súbita o la insuficiencia cardíaca, se deben, en parte, a la falta de ejercicio físico.

Reduce el estrés: cuatro o cinco horas semanales de ejercicio en el gimnasio, mientras hablas con tus compañeros de entrenamiento, te harán olvidar tus problemas personales y laborales y el estrés durante un rato, ya que necesitas concentración para lo que estás haciendo.

Mejora tu figura: podrás remediar, si es el caso, la obesidad. Y conseguirás verte mejor cuando te mires al espejo y consigas esos bíceps enormes, una espalda ancha o los glúteos tonificados, según tus metas personales.

Gana disciplina: si eres disciplinado y constante a la hora de entrenar, cogerás estos buenos hábitos para el resto de tareas rutinarias de tu vida, como el trabajo o los estudios. Te acostumbrarás pronto a que tu rutina sea ir a trabajar y, después, al gimnasio.

Ayuda a socializar: en el gimnasio, conocerás a gente con tus mismos gustos y, seguramente, con tus mismos horarios si soléis coincidir. Puedes hacer nuevos amigos de manera relativamente sencilla.

 

Compártelo:
WhatsApp chat